FENFUSSAP RECHAZA ACTUAR DE CARABINEROS EN HOSPITAL GUSTAVO FRICKE DE VIÑA DEL MAR

La ciudadanía y la opinión pública deben ser informadas de todas aquellas cuestiones que dicen relación con su salud y la protección del medio ambiente, esa es una de nuestras tareas fundamentales como Federación Nacional de Funcionarios de la Subsecretaría de Salud Pública FENFUSSAP. Lo hacemos porque comprendemos la irreductible fortaleza que tiene la justa valoración de las determinantes de Salud que nos permiten indicar que la salud a lo que apunta efectivamente, es a la generación de condiciones que permitan la condición de bienestar plena de nuestra comunidad y no sólo la ausencia de enfermedades, como la OMS caracteriza a la salud.

Desde ese pequeño salto que algunos estudiantes secundarios hicieran sobre los torniquetes del Metro de Santiago hasta el día de hoy, transcurriendo 21 días de sucesivas y crecientes manifestaciones de descontento en todo el territorio nacional, las demandas, peticiones y denuncias han modificado permanentemente su curso.

Por lo anterior es que como FENFUSSAP nos vemos obligados a enfrentar, desde la perspectiva de la defensa de la Salud Pública, la grave situación provocada por la violenta, abusiva y descontrolada práctica de las Fuerzas Especiales de Carabineros y de sus otras reparticiones, en el uso indiscriminado y desproporcionado de bombas lacrimógenas que han significado, no sólo un violento atentado a la salud broncopulmonar de la población que se ve expuesta, en la vía pública, estudiantes en colegios y universidades o pacientes y familiares de enfermos y funcionarios en las inmediaciones de los hospitales, amén de personas de tercera edad en los barrios colindantes a los lugares en los que se ejerce la represión.

Es por ello que venimos en denunciar que estas actuaciones de la policía uniformada, alejadas de todo protocolo, son una real amenaza de la salud de la población. Lo hacemos porque sabemos que los componentes de las bombas lacrimógenas, con las que se gasea a destajo, día a día, en las calles de todo Chile representan un violento atentado a la salud de la población, sobre todo cuando el componente basal de estas lacrimógenas tiene efectos cancerígenos o que pueden ser letales a personas con patologías respiratorias.

Es inaceptable que la autoridad policial bombardee, como lo ha hecho el día de hoy al interior del Hospital Gustavo Fricke, constituyendo un grave atentado a la salud y dignidad de los funcionarios y pacientes. Por ello exigimos de la Autoridad Sanitaria competente, un pronunciamiento oficial al respecto y si el componente principal de las bombas lacrimógenas que día a día carabineros dispara en contra de nuestro pueblo debe dejar de utilizarse inmediatamente.

DIRECTORIO FENFUSSAP

También te podría gustar...

Deja un comentario