COMUNICADO PÚBLICO FENFUSSAP

Formalmente, y de manera sucesiva nos hemos referido a la concepción de salud que hemos asumido como Federación Nacional de Funcionarios de la Subsecretaría de Salud Pública FENFUSSAP, comprendida en la noción de las Determinantes Sociales de Salud, entendiéndola como algo diferente a la enfermedad, esto es, asumiéndola como la realización del bienestar pleno de la comunidad.
De igual manera hemos sostenido que la actual Administración del País ha asumido, bajo un prisma con claro predominio economicista, por sobre el cuidado de la salud de la población, el enfrentamiento de la pandemia que nos azota y, en los mismos términos, carente de planificación real y efectiva, con un accionar tardío y permanentemente improvisado, modificando protocolos y adoptando decisiones que no están orientada al beneficio de los trabajadores, al cuidado de la vida de los trabajadores y tanto en seguridad laboral como en equidad remuneracional y sin respeto a sus derechos adquiridos, cuidando que estos no sean abusados.
Por cierto, también hemos detectado la ausencia de criterios Salubristas, Sanitarios y Epidemiológicos con decisiones que sobrerelevan el sentido político respecto de la mirada técnica para asumir las variadas exigencias que el manejo de la pandemia nos plantea.
No sin una pretendida, aunque relativamente escondida, visión de cercanía a una supuesta nueva normalidad, basada en la baja de los contagios, es menester indicar que presumiblemente la baja de éstos en las estadísticas se debe a que proporcionalmente ha disminuido el porcentaje de los testeos, ello nos lleva a volver a insistir que estamos sentados en un iceberg cuyas dimensiones reales no conoce nuestra ciudadanía como tampoco si se está preparados para hacerle frente, con nuestro precarizado sistema de salud público.
Se ha definido confinamiento, aunque de manera tardía, a un importante número de nuestra población, no obstante, no se ha adoptado medida alguna, relevante y robusta que garantice la viabilidad de ese confinamiento, pues no hay el suficiente apoyo económico y social que garantice la manutención de las familias más vulneradas que se encuentran en cuarentena y que a los sectores de empleados menos pauperizados sólo se les asegura incrementar su endeudamiento en tanto a los empresarios se les subsidia y se apunta al rescate de las grandes empresas, sin por ello, garantizar la estabilidad de sus trabajadores.
Ello ha valido que el Ministro de Salud, Subsecretario, como ahora dos Secretarios/as Regionales Ministeriales de Salud, hayan sido citados al Congreso por el mal manejo de la pandemia en sus áreas de competencia. Hay además, un hecho de orden administrativo, financiero y remuneracional que provoca desazón y gran molestia en nuestros compañeros y es la extraordinaria asimetría remuneracional que tienen con aquellos trabajadores que están siendo contratados en esta crisis, particularmente por quienes están destinados a las denominadas Residencias Sanitarias, cuyos emolumentos sobrepasan de manera desmedida a los ingresos de profesionales y técnicos de nuestra institución, hecho que se puede apreciar en la minuta técnica y perfiles de cargo asociados a Residencias Sanitarias emanada desde el nivel central.
Esta situación ha significado que, en algunas Secretarías Regionales Ministeriales de Salud, funcionarios subalternos realizan contrataciones a su regalado gusto como, de igual manera, el pago o no de horas extraordinarias discriminatorio. Pertinente es representar la ilegalidad que implica la aplicación del Artículo 22 del Código del Trabajo para realizar estas contrataciones. Asimismo, denunciamos el no reconocimiento y no pago del trabajo extraordinario de funciones esenciales presenciales y trabajo remoto, debidamente realizadas. Esto coloca a su vez sobre la mesa la escasa dotación de trabajadores de nuestra institución, que ha tenido que suplir en tiempos de emergencia con extensas horas de trabajo, algunos en turnos y sin considerar los descansos reglamentarios o conciliación trabajo-familia.
Ante eso demandamos de la autoridad:
– Que se asuma de manera urgente y definitiva el enfrentamiento de la pandemia con criterios sanitarios y epidemiológicos efectivos, tanto en la contención de los contagios, y del tratamiento del confinamiento requerido para asegurar que la población más vulnerada requiere ingresos, alimentación y acceso a las residencias sanitaria. Esto es intervenir sobre las Determinantes Sociales de Salud.
– Transparencia absoluta de la información, incremento del testeo y trazabilidad e incremento de los trazadores, que permita garantizar de manera rápida, la adopción de eficientes medidas de control de los contactos.
– Que se garantice el absoluto respeto a los derechos que los trabajadores hemos adquirido.
– Que se pague, en tiempo y forma las horas extraordinarias servidas durante la emergencia. – Que se asegure presupuesto supletorio según promedio de gasto desde marzo a julio del presente año y que asegure el gasto del subtitulo 21, en todos sus ítems, a diciembre del presente año.

DIRECTORIO FEDERACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS DE LA SUBSECRETARÍA DE SALUD PUBLICA

FENFUSSAP

También te podría gustar...

Deja un comentario